Impedancia de los Auriculares: Todo lo que necesitas saber

Queremos escuchar música con la máxima calidad de sonido posible. Por eso, conocer qué significan las especificaciones de nuestros auriculares es esencial.

La impedancia es una de ellas y tiene un papel muy importante. En este artículo te explicaré todo lo que necesitas saber de la manera más sencilla posible, pero si no quieres profundizar en el tema este es el resumen:

La impedancia de un auricular es la resistencia del mismo al paso de la corriente eléctrica y se mide en Ohmios (Ω). Cuanto más grande sea, mayor potencia necesitan para funcionar correctamente. Los auriculares de baja impedancia funcionan bien con smartphones u ordenadores, mientras que los de alta impedancia puede que necesiten un amplificador de auriculares.

A pesar de que es un buen resumen, quedan muchas preguntas sin resolver: ¿Cuáles son los auriculares que mayor rendimiento me van a dar con mi equipo actual? ¿Necesito un amplificador de auriculares? ¿Es cierto que cuanto mayor impedancia mayor es la calidad de sonido? ¿Por qué no hay comida para gatos con sabor a ratón?

Algunas preguntas tienen difícil respuesta, así que trataré de responder las más fáciles.

La impedancia juega un papel de vital importancia en el volumen y calidad de sonido final, sin embargo, no es lo único en lo que nos tenemos que fijar. Si queremos conseguir la mayor calidad de audio posible, debemos tener en cuenta dos factores más: la sensibilidad del auricular y la impedancia de la fuente de audio.

Veamos que significan estos 3 términos:

¿Qué es la Impedancia de los auriculares?

Beyerdynamic DT770 diferentes versiones
Beyerdynamic DT770 en las versiones de 32, 80 y 250 ohmios.

Todo circuito eléctrico tiene aparejada una impedancia. Los auriculares y el dispositivo que utilizas como reproductor cuentan con sus propios circuitos para transmitir la señal de audio.

Cuando la electricidad intenta pasar a través de los auriculares se encuentra con cierta resistencia. La impedancia es simplemente una manera cuantificar esta resistencia. Cuanta más impedancia tengan los auriculares, más voltaje necesitaremos para conseguir un volumen adecuado.

Para los que busquéis una explicación científica, es tan solo una consecuencia de la famosa ley de Ohm (Voltaje = Intensidad * Resistencia).

Existen muchos factores que afectan a la impedancia de un auricular: el tamaño y el tipo de los altavoces, el tipo de componentes de su interior… Prácticamente todo ofrece algún tipo de resistencia.

Lo que es más importante que entiendas es que para poder disfrutar de tus audífonos necesitas que tu equipo de sonido (Smartphone, ordenador…) envíe la señal de audio con la suficiente potencia como para “superar” la impedancia los mismos. Del mismo modo, si no quieres reventar los cascos, la impedancia ha de ser lo suficientemente alta en el caso de equipos de audio con mucha potencia (mesas de mezclas, amplificadores de auriculares…).

La impedancia de los auriculares oscila entre los 8-600 ohmios, aunque el estándar de estos días son los 32 ohmios. Esto no siempre fue así. No hace mucho tiempo el estándar recomendado para la impedancia eran 120 ohmios.

Sin embargo, a día de hoy el diseño se centra más en la versatilidad, lo que implica que funcionen bien con los smartphones, tablets y todo tipo de dispositivos portátiles.

Pero la impedancia no es la única especificación que deberías conocer, la sensibilidad también es muy importante.

¿Qué es la Sensibilidad de los auriculares?

Amplificador de auriculares con diferentes entradas según la impedancia de AUDIOTECHNICA

La sensibilidad mide el volumen de los auriculares con una potencia específica, es decir, cuanta más sensibilidad menos potencia necesitará para producir el mismo volumen.

Normalmente se mide reproduciendo una frecuencia determinada (1 kHz) utilizando una potencia de 1mW. Los rangos de sensibilidad oscilan entre los 90-105 dB normalmente.

Como te podrás imaginar, la sensibilidad y el volumen están muy relacionados. Si tenemos dos auriculares con diferentes sensibilidades pero idénticos en todo lo demás, el que tenga mayor sensibilidad tendrá mayor volumen.

Pero por si no fuera lo suficientemente complicado ya, resulta que no hay una relación directa entre la impedancia y la sensibilidad. Con esto quiero decir que mayor impedancia no implica mayor sensibilidad y viceversa.

Relación entre la Impedancia de los Auriculares y la Impedancia de la fuente

La salida de auriculares del aparato reproductor que utilices también tiene su propia impedancia. Además, es imprescindible tener en cuenta esta impedancia, pues el voltaje que este aplique está totalmente relacionado con ella y, por lo tanto, con el volumen final de los auriculares.

No nos importa tanto cuál es la impedancia concreta del equipo sino la relación que existe entre esta y la impedancia de los auriculares.

Lo cierto es que si tanto la fuente como los audífonos tienen impedancias altas podremos conseguir un mayor volumen. Sin embargo, al mismo amplificador puede que le cueste entregar la suficiente potencia a unos auriculares con impedancia baja.

Como te podrás imaginar, puede llegar a ser muy complicado predecir cómo van a actuar tus auriculares con un equipo determinado. Al final, hasta que lo pruebas no podrás saberlo con total seguridad.

Cómo no quiero que te vayas de aquí sin saber si tus auriculares rendirán bien con tu equipo, te voy a dar algunas pistas importantes.

Cuando tus auriculares y tu equipo están hechos el uno para el otro

Auriculares conectados a un amplificador de auriculares

Los auriculares y el equipo de música deben de tener una buena sinergia. De nada sirve gastarnos el dinero en unos auriculares de la leche para que no suenen bien con nuestro equipo de audio.

Como norma general, con unos auriculares de una impedancia entre 2.5 y 8 veces superior a la impedancia de la fuente deberías conseguir buenos resultados. Esta relación se llama factor damping, y se considera que la relación óptima es 8:1.

El factor damping es el nivel de control que tiene el amplificador sobre los altavoces.  La señal eléctrica del amplificador hace vibrar los conos del altavoz del auricular, pero una vez que esta cesa los altavoces seguirán vibrando por inercia, lo cual afecta negativamente a la fidelidad del audio. Se mide dividiendo la impedancia del auricular entre la impedancia del amplificador.

Si nuestros audífonos tienen una sensibilidad superior a los 100dB y una impedancia baja (8-32 ohmios) van a funcionar bien con dispositivos con baja potencia y no necesitan un amplificador de auriculares.

Por otro lado, los auriculares con sensibilidades inferiores a 95dB e impedancias medias altas (más de 50 ohmios) conseguirán un volumen y una calidad de sonido superiores al estar conectados a un amplificador.

Yo utilizo actualmente los Sony MDR-7506 que tienen una impedancia de 63 ohmios y una sensibilidad de 106dB, es decir, tienen tanto una sensibilidad como una impedancia altas. Estos no caen en ninguna de las categorías anteriores. Sin embargo, he de decirte que funcionan perfectamente con cualquier tipo de dispositivos. Los tengo desde hace 4 años y no puedo estar más satisfecho.

En este enlace podrás encontrar una calculadora de potencias para audífonos. Es una herramienta increíble. Tan solo tienes que meter las especificaciones de tus auriculares y te dice con qué dispositivos es compatible. Incluso tiene muchos de los auriculares más populares para que no tengas ni que buscar las especificaciones.

Cuando tus auriculares y tu equipo están destinados a divorciarse

Desgraciadamente, puede que la comunicación entre tus auriculares y tu equipo no haya sido suficiente últimamente. A estas alturas de mi vida he visto de todo. Desde auriculares que necesitan algo más de intensidad en sus vidas hasta auriculares que por no resistirse a la corriente de la vida acaban con una visión distorsionada de la realidad.

Si tus cascos o tu equipo están sufriendo juntos, créeme, no merece la pena. Será por auriculares y amplificadores en el mundo…

Los casos más típicos de malas parejas son los siguientes:

Equipo con poca potencia y auriculares con impedancia alta

Un amplificador de auriculares es ideal en este caso

Este es el caso más típico. Como te podrás imaginar a estas alturas, si juntas unos auriculares con una impedancia muy alta con un dispositivo con poco voltaje el resultado será un volumen bajo y una calidad de sonido deficiente.

Por ejemplo, con los auriculares Beyerdynamic DT-770 Pro de 250 Ohmios, unos de los más populares en el ámbito de la producción musical, no conseguiremos obtener una buena calidad de sonido de un Smartphone o un portátil. Aun consiguiendo un volumen aceptable, notaremos que le falta “chicha”.

Equipo con impedancia alta y auriculares con impedancia baja

Esta combinación es más rara. Un ejemplo de equipo con impedancia alta sería un amplificador de auriculares valvulares como el Douk Audio P1. Existen diversos problemas con este tipo de combinación.

Uno de ellos es un factor damping o control de amortiguamiento bajo. Si el factor damping es inferior a 2:1 se produce un efecto conocido como bass roll-off. Cuando este se produce, las frecuencias bajas son menos precisas y se escuchan a un menor volumen.

Sin embargo, no debemos caer en la trampa de pensar que cuanto mayor sea el factor damping mejor será la calidad de sonido. Cuando el factor damping es muy superior a 8:1 la calidad del sonido se aleja de su diseño original, produciendo normalmente efectos negativos.

Si llegamos al punto en el que la impedancia de los auriculares es inferior a la del amplificador, es probable que se genere una distorsión bastante desagradable.

Equipo con mucho voltaje y auriculares con impedancia baja

Como te podrás imaginar, esta es una combinación un tanto explosiva. No solo obtendrás una mala calidad de audio con ruidos y distorsiones, sino que es posible que provoques daños irreparables en tus audífonos.

Este puede ser el caso si conectas unos auriculares de baja impedancia a un amplificador con mucha potencia. Es por esto que es importantísimo conocer bien las especificaciones de tus auriculares antes de aventurarte a conectarlos a un amplificador o cualquier otro equipo con un voltaje alto.

¿Qué es mejor impedancia alta o baja?

Los Audio-Technica ATH-R70 X tienen una impedancia de 470 ohmios

Con todo lo visto hasta ahora, puede que estés tentado a pensar que los auriculares que necesitan un amplificador van a tener una calidad de sonido superior. Pero, una vez más, esto no es cierto.

La impedancia por sí sola no nos asegura nada, todo depende de a qué los conectemos. Si los vamos a utilizar con nuestro móvil, unos auriculares con 32 Ω van a sonar mejor que unos de 300 Ω.

A pesar de todo, es cierto que los auriculares con impedancias más altas suelen estar mejor construidos y producen menos distorsiones.

Conclusión

La impedancia en los auriculares es un tema muy extenso, pero con entender las ideas principales tendrás más que suficiente. Aquí tienes una recopilación de las más importantes:

  • La impedancia mide la resistencia que tiene un auricular al paso de la corriente eléctrica. Se mide en ohmios (Ω).
  • La calidad de audio y el volumen se ven afectados por dos impedancias distintas: la impedancia de los auriculares y la impedancia de la fuente. Es esencial que ambas se complementen correctamente y la relación ideal es 8:1 (la de los auriculares 8 veces superior a la de la fuente de audio).
  • La sensibilidad mide la capacidad de un auricular para producir sonido a una potencia determinada (normalmente 1kHz a 1mW de potencia). Se mide en decibelios (dB).
  • Tanto la impedancia como la sensibilidad juegan un papel muy importante en el rendimiento de nuestros auriculares. Sin embargo, no están relacionadas entre ellas, por eso es esencial conocer ambas.
  • Los auriculares con sensibilidad alta y baja impedancia hacen buena pareja con fuentes de audio de baja potencia (smartphones, portátiles…)
  • Los auriculares con sensibilidad baja y alta impedancia se benefician del uso de amplificadores.
  • A pesar de que los auriculares con impedancia alta suelen ser de mayor calidad y producir menos distorsiones, una mayor impedancia no implica mayor calidad de sonido.

Espero haberte ayudado a entender el papel de la impedancia y la sensibilidad en los auriculares. Sé que a veces puede ser un tanto abrumador toda la parte electrónica del audio, pero cuando entiendes como funciona por dentro lo aprecias el doble.

Si encuentras el combo perfecto de auriculares y equipo entenderás que todo esto ha merecido la pena.

Actualmente, existe un montón de información en internet sobre posibles combinaciones, pero si tienes alguna duda al respecto no dudes en dejarme un comentario. Trataré de responderte lo más rápido posible.

¡Gracias por haber leído el artículo y hasta la próxima!

Te puede interesar…

  • impedancia altavoces
  • diferencias ganancia volumen

Leave a Comment